perdida olfato coronavirus

Cómo recuperar el olfato después del coronavirus

La anosmia o pérdida del olfato es un problema que afecta a muchos de los pacientes que tienen coronavirus. Según varios estudios científicos, entre el 30 y el 85% de los pacientes afectados por el covid-19 desarrollan alteraciones de olfato y/o gusto. Aunque aún no existe suficiente evidencia científica , ya se puede intuir que el SARS-CoV2 afecta a la capacidad olfativa, igual que lo hacen otras anosmias provocadas por infecciones virales.

En la mayoría de las ocasiones, los pacientes recuperan el olfato entre la segunda y la cuarta semana después de desarrollar los síntomas. En otros casos parece que el gusto y olfato se recupera pero muy lentamente. Puede que se recupere de forma completa hasta un año después. Este proceso puede ser duro para la persona que lo padece, ya que el apetito disminuye y el placer por comer puede verse gravemente afectado.

En varios hospitales del mundo, se tratan estas secuelas virícas con terapia sensorial. Estos tratamientos son impartidos por fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales especializados en anosmias sensoriales.

Y qué podemos trabajar en casa para recuperar el gusto y el olfato?

Existen ejercicios de estimulación olfativa que nos pueden ayudar a agilizar el proceso de recuperación del sentido olfativo. También os dejamos algunos ejercicios para despertar vuestras papilas gustativas!

1) Limpieza nasal

Despejando la mucosidad obstruida facilitaremos el proceso de rehabilitación. Se puede aplicar una gota de aceite esencial de ravintsara diluido en el suero fisiológico, que es un gran antiviral y agilizará aún más las cosas. Enseñamos como hacer una limpieza profunda en un post de fisioterapia respiratoria, échale un vistazo!

2) Entrenamiento olfativo

Se parte de estímulos conocidos para la persona que los realiza.  Su perfume, su marca de detergente, sus comida preferida, un olor desagradable que la persona no soporta… se colocan sobre una mesa y se dedica uno o dos minutos a cada olor.

3) Cuantos más olores mejor!

La idea es recolectar olores que son básicos para la vida diaria. El ser humano tiene la capacidad de reconocer olores imprescindibles para la supervivencia. Por el ejemplo el olor a humo pone en alerta a nuestro sistema, para prevenirnos de un incendio. Lo mismo pasa con el olor a gas… También nos ayuda a distinguir alimentos en mal estado, por ejemplo; cuando olemos leche ráncia o agría podemos intuir que no debemos consumirla. Echarle imaginación!

4) Una mesa gustativa

Se trata de incluir todos los sabores: ácido (limón) amargo (café, cacao) dulce (miel) salado (queso, jamón) Para este ejercicio, se pueden poner pequeñas porciones en la boca, intentando que lleguen a todas las zonas de la lengua. Para seguir con pequeños movimientos mandibulares para oxigenar la boca y hacer que el sistema olfativo también participe… Dedicar unos minutos a analizar cada sabor. El siguiente sabor que escojáis procurar que sea el opuesto ( salado-dulce/ ácido-dulce..)

4IG olfato

5) Masaje y acupresión

4IG El maestro de la cara, trata todo trastorno de la cara y la cabeza: cefalea frontal, dolor de dientes y encías inferiores, dolor sinus, migrañas, amigdalitis, otitis, conjuntivitis, acúfenos u oidos tapados.

19ID acupuntura

Para oidos tapados y o sordera: 19 ID. Este punto se situa delante de la oreja. Al abrir la boca, justo delante del trago de la oreja, se hace un hueco. Se puede masajear en círculos ayudándonos con una crema o presionar suavemente el punto.

Resfriado, sinusitis, rinitis, pérdida de olfato:

20IG acupuntura

 

Si queremos descongestionar la nariz. Este punto es específico para la pérdida de olfato y desbloqueo de la nariz. El 20 IG: A la altura de la base de nariz en el surco nasogeniano. Se puede masajear en círculos ayudándonos con una crema o presionar suavemente el punto.

5 104
centrokpaz