probióticos

Un sistema digestivo fortalecido clave para mejorar nuestro sistema inmune

Como ya os comentamos en el pasado post, para poder absorber los nutrientes que refuercen nuestro sistema inmune hemos de preparar nuestro sistema digestivo.  Y tiene toda la lógica. Aunque nuestra dieta sea equilibrada y tomemos suplementos para evitar carencias, si al final de la digestión, nuestro aparato digestivo no los asimila, no nos sirven de nada!

La digestión empieza en el mismo momento que ingerimos un alimento. Cuando empezamos a masticar, y con ayuda de unas encimas que contiene la saliva, se forma el bolo alimenticio. Este pasa al estómago que contiene el jugo gástrico, unos ácidos encargados de la descomposición de los alimentos. Al final estos alimentos descompuestos van a parar al intestino delgado. Y es ahí en dónde se inicia la absorción de los nutrientes.

Los carbohidratos, proteínas y grasas se convierten en glucosa, aminoácidos y ácidos grasos, que juntos con vitaminas, minerales y otros sustancias se transforman en nutrientes. El intestino delgado a través de unos diminutos “pelillos” llamados vellosidades, capturan los nutrientes. A continuación pasan al torrente sanguíneo. Todo este proceso es complicado e intervienen múltiples factores para su buen funcionamiento. Pero la buena noticia es que nosotros podemos realizar muchas acciones para optimizarlo!!

Cuándo se inicia la digestión?

Cuando ingerimos el alimento, tenemos que masticarlo muchas veces, lo ideal sería 40 veces. Si los alimentos no tienen buena calidad, no se pueden mantener tanto tiempo sin tragarlos. Por ello, masticar ayuda a distinguir qué alimentos son saludables y cuales no. Haz la prueba!!!! En cualquier caso, masticar bien y comer despacio, son acciones que facilitan la digestión.

Qué sucede cuando el alimento llega al estómago?

Cuando los alimentos llegan al estómago se encuentran con unas bacterias que forman la flora intestinal, o también llamada microbiota. Se considera que la flora bacteriana es decisiva en cuanto a nuestro sistema digestivo se refiere. Ayuda en el proceso de digestión, colabora en el proceso de producción de algunas vitaminas y ácidos grasos esenciales. Nos defiende de bacterias y virus dañinos,y ejerce un control del estrés por el efecto que tiene sobre el sistema hormonal.

Es por ello que hoy en día está considerada un nuevo órgano esencial estrechamente relacionado con salud física y emocional.

Se han realizado numerosos estudios científicos, que relacionan la escasa calidad de la flora bacteriana con enfermedades como la obesidad, diabetes, artritis, enfermedades de la piel, cáncer, enfermedades infecciosas. Incluso se vincula con trastornos nerviosos y mentales, como Parkinson y Alzheimer entre otros.

Cómo podemos detectar una flora intestinal deteriorada?

Una dieta poco equilibrada, consumo de mucho azúcar, ingesta de frecuente de antibióticos,  estrés, entre otras puede ocasionar que la flora intestinal se deteriore generando una serie de síntomas como diarreas,  hinchazón estomacal, heces malolientes, digestiones pesadas, cólicos intestinales.

Cómo podemos mejorar nuestra flora intestinal?

Para regenerar nuestra flora bacteriana es importante llevar una dieta sana y equilibrada e introducir nutrientes que la fortalezcan. Para ello contamos con los prebióticos y los probióticos .

Los prebióticos son fibras vegetales complejas que estimulan el crecimiento de las bacterias sanas en el intestino. Como prebióticos saludables os recomendamos, las alcachofas, espárragos, puerros, cebolla, ajo, patata, boniato, avena, plátanos y otras frutas, frutos secos entre otros.

Los probióticos contienen cepas de organismos vivos que se suman a nuestras bacterias las fortalecen y evitan que las bacterias y microorganismos nocivos se reproduzcan. También ayudan a sintetizar nutrientes como varias vitaminas. Como probióticos , tenemos el chucrut, yogur,  té de kombucha, kéfir, miso, tempeh, tofu, de los que ya os comentamos en un blog anterior.

A continuación os dejamos los 3 productos probióticos más completos en relación precio-calidad de internet (rondan los 20€). Haz click sobre los nombres para acceder a los links (Amazón). Hemos tenido en cuenta la cantidad (mínimo 40 millones UFC  ) y la variedad de cepas que contienen.

  1. Proflora: Indicado principalmente para recuperación y mejora de la función digestiva e intestinal
  2. Probio-íntima: Indicado para el cuidado y la salud de la mujer. Mejora  la flora vaginal y reduce la infección de orina,
  3. Probiolac premium: Indicado para mejorar las defensas y el sistema inmune

Esperemos que este post os sirva de ayuda, no dudéis en dejar preguntas o comentarios abajo!

0 54
centrokpaz