un invierno sin mocos

¿Cómo prevenir y eliminar los mocos de los bebés?

Pronto llegará el frio invernal… Y el con el frío llegan también los resfriados, la tos y los mocos. Con el inicio de las guarderías empiezan estos pequeños bichitos a trabajar! Dejas a tu hijo limpio y contento en el cole y lo recoges lleno de mocos, acostúmbrate y ármate de paciencia, porque esto es algo que nos acompañará toda la temporada de invierno.

Que tu bebé tenga mocos es normal y no es nada grave, pero, a ellos les resulta muy molesto.Les impide respirar bien ya que ellos aún no pueden respirar por la boca como hacemos nosotros cuando tenemos la nariz congestionada. Te lo explicamos con más detalle después.En este post te contamos porqué y te damos los mejores tips para aprender a limpiar la nariz de tu pequeño.

¿los bebés pueden respirar por la boca?

Los bebés suelen nacer con las vías respiratorias inmaduras. Su paladar aún está blando y acaba demasiado cerca de la epiglotis, no deja el espacio suficiente para que pase el aire. Además, tienen la boca pequeña y su lengua ocupa prácticamente toda la cavidad. Si el bebé tiene la nariz obstruida, intentará respirar por la boca. Pero, solo lo conseguirá momentáneamente, mientras llora. La fuerza del llanto del bebé, provoca que el aire entre en sus vías respiratorias ampliadas. Es decir, el llanto y la risa son los mejores mecanismos de oxigenación si están muy congestionados.

Poco a poco sus fosas nasales, senos paranasales y boca irán madurando. No será hasta los seis meses, que empiece a poder respirar por la boca. Los músculos de su cara, lengua y paladar ya se va desarrollado lo suficiente para que que pueda entrar y salir el aire sin dificultad.

¿Cómo se limpian los mocos del bebé? un invierno sin mocos

Tener la nariz congestionada les hace sentir muy incómodos. Al no respirar bien, duermen peor y tienen dificultad para comer. Es fundamental liberar la nariz de un bebé, especialmente si es menor de 6 meses, antes de cada toma y antes de dormir. Si tiene la nariz obturada no podrá mamar o tomar el biberón bien.

Nuestra mejor herramienta: la Limipieza nasal. ¿Cómo hacemos la limpieza? Podemos empezar masajeando la zona de la nariz y el contorno de hueso de los ojos, hacia los oídos. Con movimientos suaves y en dirección hacia abajo.

Con ayuda de una jeringuilla o dispensador monodosis, introduce a presión un poco de suero fisiológico en sus fosas nasales, primero en una y luego en la otra. Resulta más fácil si se hace inmediatamente después del baño.

  • tabique nasal de lado y chorro de suero
  • Jeringa en horizontal pasar el orificio y poner suero (de 0,5 a 1,5ml dependiendo de la edad) esta es a manera más correcta para poder limpiar en profundidad y legar a las fosas posteriores.

¿Cómo podemos ayudar a que saquen los mocos? ¿Qué más podemos hacer para eliminar mucosidad?

  • Hacerles reir a carcajada
  • Provocar la tos
  • Última opción vómito

El llanto provoca vibración por lo tanto también hará que los mocos se despeguen de la pared bronquial. Así que no te asustes sí llora un poco con las limpiezas. Al principio no están acostumbrados y les da miedo. Puedes empezar con el masaje para disminuir el miedo, si son más mayores podemos jugar a ¨médicos¨ y enseñarles sobre un muñeco lo que hacemos.

Ejercicios respiratorios:

  1. Relajar el diafragma torácico: Boca arriba: 1 mano en donde acaban las costillas y la otra plana a la altura del abdomen, muy suave descender el abdomen en dirección hacia los pies con la inspiración.

Manos a lado y lado de la parrilla costal presionar levemente cuando inspira (como si quisiéramos frenar) y sacarlas cuando hace la espiración objetivo movilizar moco.

  1. Relajando el diafragma cervical

Bebé sentado y nuestras manos encima de sus clavículas haciendo un pequeño masaje en la zona, poniendo mínima resistencia en la inspiración y soltando en la espiración.

Clapping: Mano concava sobre la parrilla costal, haciendo suaves golpeteos (asegúrate de que suene hueco para que no le duela) Estos ejercicios nos ayudan a arrastrar el moco hacia los bronquios principales. Se hacen en todas las direcciones.

Otras Recomendaciones!

  • Alimentación: Si tú hijo produce mucha mucosidad, intenta reducir los lácteos o sustituirlos por leche sin lactosa. Si toma alimento solido añade frutas ricas en vitamina C y pera que ayuda a diluir la mucosidad.
  • Puedes darle algún complemento para proteger los pulmones y mejorar el sistema inmunitario complemento Inmunorespir (este es uno de los mejores para niños pequeños)
  • Si el niño suda mucho o está con dentición (babeo) cambiar la ropa más seguido que la tenga seca siempre.
  • Evita los ambientes secos : Mantener la habitación en la que esté tu bebé con un cierto grado de humedad constante le ayudará a no congestionarse en exceso. Evitar ambientes muy secos sobretodo en invierno con la calefacción se puede poner un vaso de agua sobre el radiador. Se pueden realizar baños de vapor o con humificador (si quieres añadir aromaterapia) prueba aceites esenciales como la lavanda, , romero. Siempre que tenga más de 4 meses.

 

 

3 84
centrokpaz