dieta keto- low crab

Dieta keto-génica, el mejor aliado para tus hormonas

La dieta keto; Una nutrición baja en carbohidratos.

Todos nosotros nacemos en cetosis, durante los primeros meses de nuestra vida (mientras tomamos leche materna) nuestro metabolismo es flexible a la hora de asimilar glucosa y grasa a la vez. A medida que vamos introduciendo más carbohidratos y azúcares a la ecuación, nuestro cuerpo va perdiendo esa capacidad y el metabolismo se ralentiza. En la edad adulta y más comúnmente en mujeres, con alteraciones del ciclo menstrual como SOP o endometriosis, se puede desarrollar resistencia a la insulina. Por lo que nuestro cuerpo reaccionará desproporcionadamente a los picos de insulina provocado por chutes de azúcar.

Los tres pilares para alcanzar una cetosis funcional.

Consumir alta cantidad de grasas saludables. Limitar el consumo de hidratos de carbono y procurar consumir proteína, con moderación y de productos de calidad. (huevos ecológicos, pescado azul, aves)

En este post te enseñamos las principales claves para bajar de peso, prevenir y revertir enfermedades y mantener tus hormonas estables. Con una alimentación” low carb keto” o baja en carbohidratos podrás conseguir esto y mucho más. Únicamente tienes que lograr que tus niveles de azúcar e insulina en la sangre se reduzcan.

ALGUNOS MITOS SOBRE LAS DIETAS KETO

Una dieta cetogénica puede proporcionar muchos beneficios metabólicos. En especial para algunas personas con un metabolismo anormal de carbohidratos o problemas hormonales, como el SOP o la endometriósis. También es efectivo para aliviar los síntomas de la menopausia y mejorar la fertilidad. Hay que tener en cuenta varios aspectos para hacer que este estado de cetosis sea beneficioso para nuestra salud.

Un nutrición integral y bien formulada, baja en carbohidratos y alta en grasas no requieren una ingesta elevada de proteínas o productos animales y procesados. El consumo reducido de carbohidratos se puede lograr sustituyendo los granos, los tubérculos y las verduras almidonadas, junto con los azúcares, por aceite de coco y aceite de oliva, nueces, semillas, huevos, aguacate ..

La sustitución de las grasas saturadas por grasas insaturadas naturales proporciona beneficios para la salud de la población en general. Las grasas transgénicas producidas industrialmente, son dañinas para nuestro organismo y deberían estar prohibidas.

Desde hace tiempo nos están vendiendo como “buenos alimentos” que están procesados y en realidad son nocivos para nuestra salud. Nos han hecho adictos al azúcar, la pasta, al pan y a edulcorantes y potenciadores de sabor como el glutamatato, provocando que tengamos sobrepeso, diabetes y enfermedades de origen desconocido.

La clave de todo, esta en volver a los orígenes, Volver a comprar y consumir ingredientes REALES, ese pequeño cambio ya es una buenísima prevención de enfermedades actuales (cáncer, hipertensión, obesidad)

¿Sabías que diversos estudios de Harvard reconocen que la dieta cetogénica proporciona beneficios, incluida la pérdida de peso y las mejoras en el colesterol total, el azúcar en la sangre y la presión arterial? Según un estudio de meta-ánalisis, de Harvard, con más de 350.000 sujetos, el resultado de este estudio, demostró que las grasas saturadas no aumentan los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, como nos vienen diciendo en los últimos años.

Atención! Como vemos, existe bastante controversia sobre la dieta keto, pero parece ser segura para la mayoría de las personas. Sin embargo, existen tres grupos de personas que  requieren una consideración especial:

¿Tomas medicamentos para la diabetes, por ejemplo, insulina? Más 

¿Tomas medicamentos para la presión arterial altaMás 

¿Estás en un periodo de lactancia? Más 

Este post es de carácter informativo, si tienes dudas acerca de medicación o posibles efectos, por favor consulta con tu médico de cabecera.

 

LA ‘GRIPE KETO’ NO ES UNA ALARMA:gripe keto

Cefalea, sueño, náuseas, sueño y cansancio, irritabilidad, mal aliento, sed, … Estos pueden ser algunos efectos secundarios comunes cuando empezamos un estilo de vida cetogénica. Es lo que la mayoría de la gente experimenta durante la primera semana, a menudo en el día 2 o 4. Se llama ‘la gripe keto’ porque sus síntomas se pueden parecer a los de una gripe. Es MUY IMPORTANTE que entiendas que esto es TOTALMENTE normal y no comporta ningún peligro para tu salud. Es como un síndrome de abstinencia porque tu cuerpo lleva funcionando con glucosa (azúcar) toda tu vida y aún no sabe sacar energía de la grasa.

Al pasar unos pocos días tu organismo va a entender naturalmente que la glucosa ya no está disponible y comenzará a crear cuerpos cetónicos para recobrar los niveles de energía. ¡Enhorabuena! ya habrás entrado en cetosis. Cuando esta adaptación se haya hecho, te vas a sentir mucho mejor de lo que nunca antes te has sentido y con una energía interminable y un hambre regulada!

Cuando llevas un estilo de vida cetogénico es MUY importante que aumentes tu consumo de sal (Sobretodo durante la gripe keto, cuando te notes cansado o de bajón es momento de darle a tu cuerpo un poco más de sal) Es importante que consumas sal de buena calidad, como la sal rosa del Himalaya, que tienen cantidad de minerales!

¿Y ahora cómo hacemos nuestros platos ketobióticos?

Te vamos a enseñar una manera más intuitiva de comer, com hemos comentado en otros post como el de ayuno intermitente. Tenemos que dejar atrás el desayuno como tal: cereales, leche y azúcar… Para desayunar, comer y cenar podemos tomar el mismo tipo de alimentos. Combínalos como más te guste. Recuerda! Come sólo si tienes hambre y escucha a tu cuerpo para identificar los alimentos que no digieres tan bien. Con estas pautas, podréis construir un plato keto en cualquier momento y lugar. Solo tenéis que recordar los tres grupos de alimentos:

GRUPO 1 PROTEINA

Empieza por aquí. Puede ser el tamaño de la palma de tu mano.
Carnes rojas o blancas. Ecológicas y/o criadas en pasto.

Pescado graso. Si puede ser, salvaje.
 Huevos (todos los que quieras al día)
. Quesos grasos de cabra, oveja, búfala o burra si los toleras (evita los de vaca si no lo toleras bien y asegúrate de que sean ecológicos.)
Mantequilla de nueces, semillas o frutos secos (no más de dos puñados al día)

GRUPO 2 VEGETALES NO ALMIDONADOS

Pincipalmente, las verduras que brotan por encima del suelo, evita patatas y boniatos. En general todas las verduras de hoja verde, brócoli, espinaca, espárragos, canónigos, rúcula y coliflor. Setas y germinados. Frutos del bosque: arándanos, moras, frambuesas y fresas. Limón y naranja con moderación.

Ocasionalmente: zanahoria y remolacha

GRUPO 3 GRASAS

Termina tu plato con la porción que desees de grasa saludable. Recuerda: NO le tengas miedo. La grasa te sacia y regula tus hormonas y NO te va a engordar. Come la cantidad que te pida el cuerpo, ni más, ni menos.

Aceite de oliva, aceite de coco, nata de coco, crema agria, queso crema o de untar, aceite de sésamo, aceite de macadamia, aguacate, ghee…Frutos secos: (en orden de menos a más índice glucémico) pipas, almendras, pistachos, nueces, anacardos… No más de 40gr al dia!

EVITA: cualquier aceite vegetal hidrogenado (palma, maíz, soja, canola, algodón, margarina)

TIP IMPORTANTE!
EVITA TODOS LOS CARBOHIDRATOS

Cuando tu metabolismo, la inflamación y/o el SOP hayan mejorado y tu cuerpo se haya hecho un experto en quemar grasa en vez de depender de la glucosa, decidimos comer cantidades pequeñas o moderadas de carbohidratos SALUDABLES (patata, arroz, calabaza) alternando un día sí, un día no o cada 3-4 días. El cuerpo lo suele pedir más cuando hay mayor actividad física, en verano o en la fase luteal del ciclo. Escúchate.

Sin embargo al principio la cetosis estricta (20-40gr) es necesaria para devolvernos la flexibilidad metabólica que hemos perdido. Una buena estrategia, es mantenerse en cetosis estricta durante 4-6 semanas. Para algunas patologías puedes necesitar hasta 3 meses o el tiempo necesario dependiendo de si tienes SOP y/o sobrepeso, diabetes tipo 2, resistencia a la insulina, síndrome premenstrual, infertilidad, etc.. La naturaleza se toma su tiempo. No puedes pretender corregir todo tu sistema hormonal y metabólico en 2 días. Tienes un compromiso con tu salud.

Empieza ahora esta dieta antiinflamatoria y mejora tus funciones metabólicas y hormonales en tan solo 6 semanas! No dudéis en escribir vuestros comentarios abajo!

 

7 300
centrokpaz