hormonas femeninas

Una dieta antiinflamatoria para “el desajuste hormonal”

En este post nos vamos a adentrar en el complejo mundo hormonal. El sistema hormonal de la mujer es un engranaje delicado, dónde todas las piezas son imprescindibles.

En la actualidad, la mayoría de mujeres, llevamos vidas muy estresadas, a veces no tenemos ni tiempo para escuchar a nuestro cuerpo. Atravesar un momento de “desorden“ hormonal nos puede afectar al estado anímico, al sueño, al metabolismo e incluso a nuestra capacidad para quedarnos embarazas.

De la misma manera, una temporada muy “estresante”, también podría subir el cortisol, desequilibrando así la insulina, que a su vez alterarían a los ovarios y a la ovulación. Produciendo seguramente una subida de andrógenos (hormonas masculinas). Cuando sufrimos un desajuste hormonal suelen aparecer 1 o mas síntomas asociados, como los siguientes:

Si te sientes identificada con uno o más factores, te interesa seguir leyendo este post!

  • Acné – andrógenos ALTO
  • Histruismo (crecimiento del vello corporal/facial) – andrógeno alto
  • Bajada de líbido – estrógeno bajo
  • Sequedad vaginal – estrógeno bajo
  • Trastornos de sueño
  • Aumento de apetito – poco sueño
  • Desajustes metabólicos
  • Hinchazón
  • Fatiga
  • Cambios de humor
  • SPM ( premenstrual)
  • Ciclo irregular
  • Dolor menstrual
  • Infertilidad

Como vemos existen muchas alteraciones derivadas de un desajuste hormonal. Vamos a analizar un poco…

¿ Qué nos puede generar este desajuste hormonal?

  • Embarazo y menopausia
  • Alteraciones metabólicas y de tiroides
  • Tumores ginecológicos
  • SOP

Qué el SOP?

El síndrome de ovario poliquístico, SOP, es una alteración endocrina/hormonal que normalmente afecta a un 10% de las mujeres, en edad fértil. Esta disfunción se debe a un desequilibrio entre cuatro hormonas protagonistas: El cortisol (hormona del estrés) La insulina (azúcar), la progesterona/LH (Hormonas femeninas) y los andrógenos (testosterona/hormona masculina).

Vamos a intentar explicaros el proceso de forma fácil:

  • Primero sube la insulina. Todo esto, conlleva una subida de andrógenos (hormona masculina) para contrarestar la producción excesiva de insulina.
  • Normalmente si el cortisol también aumenta por estrés, se produce más glucosa y se crea aún más resistencia a la insulina, porque el cuerpo no puede equilibrar tanta insulina en sangre.
  • Esto empieza a debilitar todo es sistema hormonal y en consecuencia la hipófísis envía señales a los ovarios avisando de que se produce un desequilibrio y los ovarios disminuyen la cantidad de LH ( hormona que hace madurar lo óvulos) y en consecuencia se suele detener la ovulación (anovulación). Dejando algunos óvulos inmaduros “enquistados” en los folículos.

Y lo más importante, que podemos hacer cada una de nosotras para arreglar este problema?

Como hemos visto en la explicación anterior,  el aumento de la insulina, es la principal causante del SOP y de gran parte de las patologías endocrinas y metabólicas. Una mala alimentación y una dieta con exceso de hidratos y azucares puede agravar esta situación.

Por ello, se ha demostrado un relación directa entre el SOP con la diabetes tipo 2 y la obesidad o grasa visceral. Vamos a explicar los tres pilares para revertir este problema y erradicar el SOP en tan solo 6 meses. Sigue las siguientes recomendaciones:

Cambios de alimentación para corregir un desajuste hormonal

Una dieta antiiflamatoria.

Ya sabemos que la insulina genera la inflamación, para ello deberemos empezar a reducir la ingesta de azúcar y carbohidratos en nuestros platos. La dieta ketogénica, es un buen ejemplo. Cuando seguimos una dieta keto, aumentamos mucho el nivel de grasa en la dieta ( un 70% de la ingesta total de comida) dejamos un 20% de proteínas de calidad (carne, aves, cerdo, huevos) y disminuimos los carbohidratos y azucares a unos 30gr. totales al día! Esto disminuye la insulina y ayuda a que todo el proceso se revierta. Tiene resultados fascinantes para solucionar muchos de los desajustes hormonales que cometamos anteriormente. Nuestros especialistas y  coaches nos recomiendan combinar una dieta keto personalizada con ayuno intermitente. Conoces el ayuno intermitente? Si te interesa, lee nuestro próximo post!

 Control del sueño.

Es importante un sueño de calidad y en cantidad. Dormir más, mejora las funciones de reparación del cuerpo y durante el sueño  el cuerpo empieza a resolver parte de los desajustes hormonales.  Intenta mejorar tus higienes de sueño y exponerte a la luz natural para ajustar los ciclos circadianos.

Disminuir los niveles de cortisol.

Es necesario que a todo este paquete, le añadamos un poco de “calma”. Tu cuerpo tiene que dejar de sentirse “estresado”. Procura hacer actividades estimulantes y placenteras, como el Yin yoga, la relajación o el baile. Introduce una rutina de entrenamiento funcional (ejercicios de resistencia) combinado con HIIT (cardio alta intensidad en períodos de tiempo cortos). En ayunas y mejor por la mañana. Recordar que un exceso de cardio, hace creer al cuerpo que esta en peligro y aumenta el cortisol. Existen herramientas como la aromaterapia, el mindfullnes o la meditación que también ayudan a bajar los niveles de cortisol.

Esperemos que nuestros consejos te hayan servido, te recomendamos consultar con alguno de nuestros especialistas para más información.

 

 

3 203
centrokpaz