alimentación saludable

SEMANA CUATRO, El camino es el objetivo.

Enhorabuena! Seguramente si estas leyendo este post, es porque has empezado este reto de alimentación saludable. El paso mas grande ya lo has dado: has decidido afrontar este reto. Este es solo el principio para llevar una vida sana de forma continuada y duradera.

Antes de empezar este reto, escribe como te sientes, que hábitos poco saludables te gustaría cambiar. Es importante que te pongas unos objetivos a largo plazo (entre 6 y 8 meses) y cada semana dediques unos minutos para apuntar tus logros.

Durante estas 4 semanas anota las recetas saludables, que más te gusten. Esto te ayudará a preparar tus menus semanales con antelación sin tener que recurrir a alimentos procesados. A continuación os resumimos los 10 tips de este reto de vida saludable. Pon tu alimentación en el punto de mira, incorpora ejercicio físico en tus rutinas diarias y aprende a liberar el estrés y las tensiones.

  • Empieza el día con energia. Un desayuno saludable es la mejor manera de empezar el día. Atrévete preparando un muesli con avena y frutos secos o bien una tostada de pan (preferiblemente sin gluten con tomate, aguacate y brotes frescos.

 

  • Comer bien, naturalemente. Apuesta por alimentos nos procesados, frescos y ricos en nutrientes. Despidete de la comida rápida, los huevos y carne de ganadería industrial, exceso de azúcar y gluten. Haz algo por ti y por el medioambiental intentando adquirir productos de proximidad y a ser posible ecológicos.

 

  • Dormir bien es vivir bien. Pon atención a tu reloj biológico  y encuentra un patrón de sueño regular. Evita comer dos horas antes de ir a dormir. Realiza una desintoxicación digital (móviles, tablets y luces fuertes) en el dormitorio.

 

  • El ejercicio lo es todo. Ya hemos visto anteriormente que es imprescindible incluir alguna rutina de entrenamiento en nuestro día a día, si queremos estar sanos y mantenernos con energía. Si trabajas la mayor parte del día sentado en la oficina, levántate con regularidad y vaina un poco. Por ejemplo. mientras hablas por teléfono. Ademas, puedes salir a pasear 25′ al día o bien hacer  yoga, bici o elíptica.

 

  • Come con regularidad.  Es importante no picar entre horas y establecer 5 comidas diarias.  Come despacio y mastica a conciencia. Come solo cuando tengas hambre y deja de comer cuando dejes de tenerla.

 

  • Adiós al azúcar. Renuncia al azúcar y los edulcorantes ¿te parece imposible? Es mas fácil de lo que piensas, evita los alimentos preparados o procesados industrialmente. Apuesta por ingredientes naturales. Para endulzar tus platos usa alternativas saludables como la miel o el sirope de arroz.

 

  • Grasas buenas y grasas malas. Debemos tomar unos 60gr de grasa a día. Escoge las grasas de buena calidad, como las que encontramos en el aceite de oliva virgen, los aguacates, las semillas o frutos secos y el pescado azul.

 

  • El estrés se controla. Durante este cambio de alimentación pueden aparecer momentos de ansiedad. Respira, una respiración profunda y consciente hace que podamos calmarnos ante una situación difícil. Pruébalo! te sorprenderá como cambia tu estado físico y mental al instante.

 

  • Por ultimo, piensa en positivo. Si diriges tu mirada y tu actitud hacia las cosas buenas ayudaras a liberar a tu cuerpo a tu mente del estrés y la ansiedad.

Si crees que necesitas una guía para este cambio de alimentación o sientes que comes de forma impulsiva y con ansiedad y quieres ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

 

 

0 238
centrokpaz