Alimentación antiaging

Para la buena salud.

Actualmente podemos llegar a los 100 años de edad, pero en muchas ocasiones, no podemos disfrutar de esos años, si padecemos dolor, cansancio y enfermedades. Se ha demostrado, en los últimos años, que siguiendo hábitos de vida saludables, se pueden revertir algunos de los procesos degenerativos que surgen durante la edad adulta. Con pequeños cambios diarios, todos podemos disfrutar de una buena salud hasta una edad avanzada.

La alimentación, es el primer pilar de la salud y la longevidad. La cuestión entonces es ¿Nutrirse o Intoxicarse? ¿Gasto o Energia?  Todo, absolutamente todo lo que ingerimos, tiene un efecto en nuestro cuerpo. O bien nos nutre o nos produce elementos de desecho que nos intoxican.

¿Como podemos alimentarnos de manera saludable?

Lo primero es establecer las cinco comidas del dia que seran: desayuno (8.30-9.30), media mañana (11-12) , comida (13.30-14.30), media tarde (6-7) y cena (9-10)

Nuestra dieta debe incluir cereales sin refinar, verduras y frutas de temporada, proteína (mejor si es p.vegetal), hongos  frutos secos, semillas y alimentos fermentados.

Intenta en la medida de lo posible comer de fruta y verdura de temporada. Incluir verduras y frutas cocinadas, son una de las mejores maneras de combatir patógenos. Las verduras, nos aportan vitaminas y minerales que protege nuestra flora digestiva, fortaleciendo todo nuestro organismo. Evita comer ensaladas, sobretodo por la noche. La lechuga en general (excepto la rúcula y la escarola) es un alimento con poco y menos valor nutricional, comer lechuga disminuye tu ritmo metabólico. Para digerir una lechuga tu cuerpo necesita de un gran cantidad de energía, que después debilita tu sistema digestivo y bloquea la digestión, por lo que pierdes menos peso, aumenta la retención de líquidos y hace que cuerpo no pueda asimilar los nutrientes esenciales. Por si no fuera poco ocupa “un valioso terreno cultivable”, donde plantar verduras nutritivas y ricas en vitaminas y minerales.

Intestinos sanos

La nutrición está asociada a la capacidad del cuerpo de asimilar los nutrientes. Por eso, no basta con elegir un alimento bueno; el cuerpo tiene que poder digerirlo. Tenemos que intentar mejorar la capacidad de absorción del sistema digestivo. Conviene, por ello, ingerir alimentos fermentados que aumentan nuestra flora digestiva.

Existe una bebida fermentada a base de té, El te Kochumba. Esta particular bebida probiótica contiene, además de todas las bacterias derivadas de estar reacción,  numerosas vitaminas (del grupo B y C), aminoácidos, enzimas, y ácidos orgánicos muy beneficiosos para la salud como son el a.glucorónico (con gran poder de desintoxicación), el a.láctico ( que mejora digestión y la circulación sanguínea) y el a.acético (antibiótico natural). La medicina tradicional china lo ha utilizado durante más de dos milenios. A este té,  se le atribuyen muchos beneficios a esta bebida probiótica con propiedades depurativas, antioxidantes, energéticas y reconstituyentes del sistema inmunológico

Enzima prodigiosa

Como pequeño apunte, que desarrollaremos en otro post dedicado a estas maravillosas proteínas. Las enzimas son las proteínas encargadas de hacer reacciones químicas a nivel celular. Básicamente fragmentan moléculas muy grandes, en porciones mas pequeñas para que nuestro cuerpo pueda asimilar todo su valor nutricional.  Incluye también en tu dieta una buena cantidad diaria de oligoelementos com del hierro,magnesio zinc, flúor… Todos estos minerales activan procesos orgánicos, ayudan a equilibrar el organismo  y son importantes en el sistema enzimatico.

Sistema Inmunitario

Existen en la naturaleza muchos alimentos, que favorecen y estimulan, el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Durante periodos estacionales como el otoño y el invierno, es importante procurar a nuestro organismo complementos nutricionales que favorezcan la inmunidad. Las moras azules y las frambuesas, por ejemplo, tienen una capacidad antioxidante muy alta, y son fuertes estimulantes del sistema inmunológico.

Los hongos también, refuerzan el sistema inmunológico. Son ricos en proteína, fibra, vitamina C, vitaminas B, calcio y otros minerales. Los beta-glucanos que contienen los hongos medicinales especialmente el Reishi, Shiitake y Maitake,  son conocidos por su habilidad para activar y modular el sistema inmunológico.

En este post, hemos visto, alimentos que fortalecen nuestro organismo y nos ayudan a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo. Todos estos alimentos que hemos nombrado, se pueden añadir a nuestra rutina diaria. Unos buenos hábitos incluyen también dormir bien y hacer ejercicio regularmente. No podemos explicar, en un posts, la multitud de superalimentos que podemos añadir a nuestras cocinas. Pero os invitamos a escribirnos comentarios, que publicaremos en los próximos posts, para seguir aprendiendo en nuestro camino hacia una alimentación consciente y saludable con nosotros mismos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 84
centrokpaz